Bolivia anuncia que proveerá salud gratuita a ciudadanos argentinos

Spread the love

El gobierno boliviano anunció durante la tarde de este miércoles que brindará atención médica gratuita a los ciudadanos argentinos en su territorio.

En una conferencia de prensa, el canciller boliviano, Fernando Huanacuni, dijo que el país adecuará “nuestras normas internas para proporcionar atención recíproca, para que los ciudadanos argentinos gocen de los mismos derechos que los bolivianos en nuestro territorio”.

“Despejamos dudas sobre la supuesta tensión entre nuestros Gobiernos… existe un buen nivel de diálogo en la relación bilateral entre ambos países que ha de conducir a la resolución de cualquier asunto en nuestra agenda compartida” sostuvo Huanacuni a través de Twitter.

Además, el canciller anunció que la administración de Evo Morales enviará una comisión a Argentina para comenzar a trabajar en la implementación de la decisión.

El anuncio finaliza, en gran medida, el debate que se inició el 23 de febrero, luego de que el gobierno de la provincia de Jujuy anunciara sus planes de presentar un proyecto de ley destinado a garantizar que los pacientes extranjeros no residentes paguen por la atención médica.

Decimos “en gran medida” porque el proyecto de ley de Jujuy estaba dirigido principalmente a los ciudadanos bolivianos, ya que la mayoría de los extranjeros que ingresan a la provincia del Norte en busca de atención médica provienen de ese país.

Pero teniendo en cuenta que el diputado de Cambiemos, Luis Petri, se hizo eco de la iniciativa e introdujo ayer en el Congreso un proyecto de ley propio que convertiría esto en una política nacional, es probable que la administración nacional continúe buscando acuerdos del mismo tipo con otros países con los que no tiene ninguno.

Esta mañana, el gobierno boliviano emitió un comunicado aclarando que, en contraste con lo que informaron los medios ayer, estaba dispuesto a discutir la posibilidad de firmar un acuerdo de reciprocidad.

El comunicado explicaba que una propuesta extendida el día anterior por el gobierno argentino era en realidad un “enfoque general del problema”, y que la respuesta que los medios interpretaron como un rechazo era, de hecho, simplemente establecer lo que dicta la ley boliviana actualmente.

Sin embargo, el gobierno de Macri no lo interpretó de esa manera, ya que el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, dijo que la respuesta fue “desafortunada”. Sin embargo, las declaraciones de hoy no dejan lugar a dudas.