El libro que habla sobre las mujeres y su “hambre de hombre”

Spread the love

“El hambre de hombre” tiene que ver con mujeres que tienen carencias y que ponen en los hombres la gran mayoría de sus sueños y expectativas de vida y de convertirlos en su centro entorno al cual giran.

El problema de esta situación se manifiesta cuando por ejemplo el hombre se va de la vida de la mujer, creando un hoyo emocional gigantesco, donde pareciera que falta el aire y no hay muchas ganas de vivir ni metas que alcanzar… hasta que aparece otro hombre supuestamente mejor que el anterior al que convierten nuevamente en el centro.

Afortunadamente estos casos han ido disminuyendo desde nuestras abuelas y en pleno siglo XXI pareciera que fueran más aislados, con mujeres independientes y empoderadas, pero cada cierto tiempo surgen nuevos casos.

A pesar de lo anterior, la periodista y guionista Martha Carrillo sostiene que el “hambre de hombre” se manifiesta muchas veces en la soledad de la habitación y pone como ejemplo el ir al supermercado con hambre, donde echamos lo que pillamos a nuestro paso, sin pensar en las condiciones particulares de cada producto -como por ejemplo si es sano, o las calorías que tiene- saciando el hambre con cualquier elemento.

“Por la vieja idea de que una mujer vale más cuando tiene a un hombre en su vida, cuando éste no aparece empezamos a sentir hambre, ganas de ‘echar’ uno al carrito para después ‘comerlo’, y así con la ansiedad a flor de piel, empezamos a elegir hombres sin realmente tomar en cuenta si vale la pena o no, si hay un proyecto de vida juntos, si va a valorarnos y amarnos como lo merecemos. No lo pensamos bien, lo único que nos importa es saciar nuestro vacío, sentirnos “llenas”, ocupar nuestros huecos emocionales con ÉL” sostiene Orihuela en su libro.

La autora sostiene que lo anterior no lleva a la felicidad, ni al amor, ni la plenitud, generando finalmente insatisfacción, tristeza y enojo. Es más, señala que “nos aferramos a una relación por miedo, para no enfrentar la soledad, el abandono, las heridas de la infancia, el desamor que nos tenemos”.

Según la periodista y guionista Martha Carrillo, en el libro “Hambre de hombre”, Anamar Orihuela “tiene la habilidad, a través de sus palabras, experiencia terapéutica y conocimiento, de ponernos de forma clara y nítida ante una especie de espejo, en el que podemos reconocernos, vernos más allá de los roles impuestos y descubrir nuestras heridas y carencias, para después llevarnos a un mejor lugar en el que el amor a nosotras mismas es fundamental”.

Puedes leer el capítulo 1 aquí