¿Qué es el spinning?

Spread the love

Este programa nace a finales de los años 80 y es creado por el ciclista Johnny Goldberg, mientras entrenaba para competir una carrera. Él también fue el diseñador de la bicicleta estática para este entrenamiento.

El Spinning fue diseñado para gente de todas las edades y diferentes estados físicos, por eso no es necesario estar entrenado en alguna actividad para comenzar con este programa, y tampoco ser ciclista ni haberlo sido anteriormente.

De todas formas como siempre aconsejamos es recomendable consultar al medio antes de comenzar con cualquier actividad física.

En general, a diferencia de otras actividades, el Spinning atrae a más hombres que a mujeres, debido a que se necesita menos coordinación que otras.

La clase de Spinning es muy entretenida, ya que el grupo aporta mucha motivación para continuar con la actividad, la música y el instructor también son muy importantes en el desarrollo de la clase. Generalmente se trabaja con diferentes ritmos en una misma clase, ya que esto marcara también el nivel de la intensidad buscada.

Como toda actividad aeróbica, el principal objetivo de este entrenamiento es mejorar la resistencia cardiovascular. Se involucran en gran parte los músculos del tren inferior como los cuadriceps, femorales, aductores, pantorillas, y en menor medida los musculos del tren superior.

Se calcula que en cada sesión de entrenamiento se queman entre 400 y 600 kcal, siempre dependiendo de la intensidad con la que trabaje cada alumno y la condición física del mismo.

La Clase de Spinning dura aproximadamente 45 minutos (parte principal), otros 15 minutos se demoran en preparar la bicicleta a la medida óptima (el asiento debe estar a la altura de la cadera), y en la vuelta a la calma, ya que en esta parte se elongarán diversos grupos musculares, especialmente las piernas que son las mas involucradas en este entrenamiento.

Se recomienda realizar esta actividad no menos de dos veces por semana (como toda actividad aeróbica) para principiantes y luego ir subiendo la frecuencia semanal en base a la disponibilidad de tiempo y a los objetivos de cada alumno.