Consejos útiles para proteger tu piel del sol

Spread the love

Llega la primavera y el sol comienza a hacer de las suyas a medida que aumentan las temperaturas, por lo que se hacen necesarias ciertas medidas para evitar una piel deshidratada, opaca y con escamas.

Tomar el sol en exceso sin la debida protección puede producir manchas en la epidermis, envejecimiento prematuro de la piel o fotoenvejecimiento, problemas que han ido aumentando su incidencia sobre todo en mujeres de mediana edad que en su adolescencia abusaron del sol y ahora presentan una piel prematuramente envejecida y reseca.

El principal secreto está en la prevención. Antes de aplicar el bronceador es fundamental usar un bloqueador solar de acuerdo a cada tipo de piel, se recomienda uno de factor 30 para pieles trigueñas y uno de factor 45 si la piel es blanca. El producto debe aplicarse generosamente media hora antes de exponerse al sol y volver a ponérselo cada dos horas.

No olvides controlar el tiempo que permaneces bajo el sol, comienza con cortas sesiones de aproximadamente 10 minutos durante el primer día y auméntalas progresivamente a un máximo de dos horas. Tras una jornada de playa es ideal darse una ducha con agua tibia y aplicar inmediatamente una crema hidratante cuando la piel está aún húmeda.

En cuanto a los niños, los cuidados deben ser más rigurosos, ya que ellos deben permanecer menos tiempo bajo el sol y no tomarlo en forma directa. Es importante que usen un bloqueador y bronceador especialmente para ellos, además debes protegerlos con gorras y lentes oscuros y darles abundante agua, para que no se deshidraten ya que con el sudor el cuerpo pierde muchos líquidos y sales minerales.

Consejos útiles

• Consume zanahorias, tomates, calabazas y verduras de hojas verdes pues contienen antioxidantes que neutralizan los radicales libres causados por la exposición al sol además de ayudarte a obtener un mejor bronceado.

• Los bloqueadores solares deben utilizarse aún cuando no se esté expuesto a radiaciones solares fuertes, los dermatólogos recomiendan aplicarse un protector solar a diario aunque no se permanezca mucho bajo el sol.

• No te broncees entre las 12 y 4 de la tarde, estas son las horas en que más fuertes y dañinos son los rayos solares.

• No permanezcas en un solo lugar cuando te estás bronceando. Muévete, así obtendrás un color más uniforme.
• Bebe mucha agua y jugos naturales mientras estés expuesta al sol, así recuperarás los líquidos perdidos.

• Además del rostro debes protegerte los labios y el cabello con productos que contengan filtro solar como el bálsamo labial factor 45 de Hawai and Tropic.

• Si has sufrido quemaduras de sol utiliza productos con aloe vera, una buena opción es Cool Aloe Gel o Cool Aloe I.C.E. de Hawai and Tropic.

• Cuídate de las superficies que reflejan los rayos del sol, como la arena y el agua ya que pueden reflejar en tu piel más de la mitad de los rayos solares.

• Para obtener un color uniforme exfolia tu piel antes de aplicar el bronceador.

• Lograr un buen bronceado ayuda a disimular muchas imperfecciones como estrías y celulitis y también da, visiblemente, mejor forma a los músculos.

• A diario, antes de maquillarte, aplícate sobre la piel limpia el bloqueador solar, espera veinte minutos para que se absorba bien luego ponte el humectante y espera unos dos minutos. Por último, aplica la base o los compactos de tu preferencia y el resto del maquillaje.