Diez pasos para hacer tu vida mejor y dejar los malos momentos de lado

Spread the love

Podríamos entender que ninguna persona desea que le vaya mal en la vida, pero sí hay gente que hacen cosas con poca información o dejan de hacer las cosas que harán ir mejor.

La sicóloga Mariana Searle explica que muchos se preguntan porqué les va tan mal y esperan que el bienestar llegue de algún golpe de suerte o un truco mágico de la vida. Ejemplo de esto es el uso de medicamentos o esperar que un profesional de la salud “realice un acto magistral de una sola vez”, pero todos los procesos psicológicos y los cambios tienen su tiempo y su preparación.

Habitualmente, dice la profesional en su sitio web, lo que no podemos ver conscientemente, es lo que nos causa gran malestar psicológico y lo que nos hace sufrir en nuestras vidas.

Las conductas observables que determinan nuestro malestar, generalmente no las tenemos codificadas como conductas que nos llevan a la infelicidad, el malestar o tensión psicológica.

Cuando estamos o nos sentimos mal, a veces estamos haciendo inconsciente y otras conscientemente, todo lo que podemos hacer para estar mal, y nos sumergimos en una espiral negativa, de la cual nos cuesta mucho salir.

Lo anterior también es aplicable a las relaciones y por esto la psicoterapia ha logrado enseñar a las personas a identificar los factores que les causan malestar, y a encontrar o diseñar formas de cambiarlos, que sean lo más efectivas posibles, para que puedan seguir con sus vidas.

Generar el Cambio

Searle señala que a todos nos cuesta cambiar, es difícil, ya que “una cosa es que nos demos cuenta de que algo no anda bien, o que nos sentimos contrariados por algún evento de nuestra vida, y otra es tomar real conciencia de ello y plantearse un cambio personal”.

Lo más habitual es creer que el cambio tienen que hacerlo los demás, gastando muchas ganas y energía en responsabilizar a los otros de nuestro malestar o dificultad. Gastamos más energía todavía en acumular rencor, resentimiento, indiferencia planificada, y rechazo hacia los demás en señal de nuestro “certero juicio”.

En la vida nos vamos acostumbrando a “hacer las cosas de una misma manera, porque de esa forma creemos al menos, por los resultados aparentes, que estamos dando en el clavo. Así, cuando se acumulan los problemas, seguimos haciendo las cosas como siempre las hemos hecho. Por esto mismo, se nos hace difícil pensar en que el cambio personal puede ser una forma de comenzar a resolver nuestras dificultades”.

Pero al buscar ese cambio y perseverar, “nos encontramos con toda una nueva dimensión antes impensada para nuestra realidad cotidiana. Cuesta imaginar que, si nos preguntamos sobre otra alternativa de respuesta, ésta nos podría ayudar a mejorar u optimizar nuestra situación”.

Es común que no sepamos cómo cambiar o cuando comenzar a hacer las cosas de manera diferente. “A veces hasta nos sentimos cohibidos imaginando lo que pensarán u opinarán los demás cuando nos vean cambiando. Simplemente optamos por seguir igual, sólo para evitar el pudor que nos causa iniciar una conducta nueva y exponernos a la mirada de los otros” dice Searle.

Una solución es animarse a consultar a la gente más próxima cómo te ven, de manera de encontrar pistas sobre dónde y cómo comenzar. La retroalimentación de los demás puede traer sorpresas y nuevos aires a tu vida.

La psicóloga entrega diez pasos claves sobre lo que hay que aprender para reconciliarme con la vida:

1. Identificar y curar las heridas emocionales

2. Poner mi auto-valoración en un lugar importante

3. Atreverme a hacer las cosas de forma diferente

4. Buscar mirar mi vida y la vida con otros lentes

5. Decir lo que necesito y pienso de una forma clara, directa, sin ofensas

6. Demostrar el amor que siento hacia los que me rodean

7. Tomar decisiones y ponerlas a funcionar o a ejecutar

8. Crear y recibir oportunidades nuevas

9. Recordar mis sueños y acercarme a ellos

10. Creer que estoy en este mundo para vivir en plenitud