Conoce más sobre las fracturas por estrés

Spread the love

Normalmente el hueso es una estructura dinámica que se está renovando día a día y cuando se rompe el equilibrio entre la pérdida ósea y la reparación de hueso se presenta la fractura por estrés.

Así lo describe el sitio web del doctor Carlos Sandoval, especialista en cirugía de rodilla.

La misma fuente asegura que “la causa más común de la fractura por estrés es el incremento de la actividad física en forma abrupta, en su intensidad o frecuencia, sin un adecuado descanso”.

Entre los factores que propician las fracturas por estrés figuran enfermedades metabólicas óseas, desnutrición y alteraciones hormonales.

La fractura por estrés se presenta generalmente en extremidades inferiores, tibia, huesos del pie, fémur proximal, y pelvis.

En el caso de los trotadores, esta patología es más frecuentemente en huesos del pie y la tibia, en los golfistas se da las costillas y en los gimnastas es en la columna vertebral.

Para identificarla el médico utiliza radiografías, la resonancia magnética y gamagrafía. Cuando la fractura es de bajo riesgo se trata con reposo para evitar la carga en la extremidad comprometida.

El sitio web del doctor Sandoval señala que “cuando la fractura es de alto riesgo como la cadera o la tibia, o hay riesgo de completarse, se debe realizar un tratamiento más agresivo como colocación de material de fijación como placas o clavos hasta lograr la consolidación”.

Existe un método de tratamiento novedoso que tiene resultados similares a una cirugía abierta. Se trata de las ondas de choque extracorpóreas, que estimulan la consolidación del hueso con ondas supersónicas.